Nuevo presidente en Venezuela, Juan Guaidó, se declara presidente interino del país.

El líder opositor venezolano Juan Guaidó se ha proclamado este miércoles mandatario del país al considerar ilegítimo el segundo mandato de Nicolás Maduro. “Juro asumir formalmente las competencias del Ejecutivo Nacional como el presidente encargado de Venezuela para lograr el cese de la usurpación”, ha declarado en Caracas el presidente de la Asamblea Nacional —el Parlamento de mayoría opositora declarado “en desacato” por el régimen— durante una jornada de movilizaciones masivas. El Gobierno de Estados Unidos lo reconoció oficialmente como “presidente interino”. Enseguida se sumaron Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Costa Rica, Chile y Argentina, además del secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Guaidó decidió dar el paso que parte importante de la sociedad venezolana le estaba pidiendo y juró públicamente como presidente encargado del país, apoyándose en la interpretación del artículo 233 de la Constitución Nacional, que faculta al Legislativo a ejercer funciones cuando el cargo de la presidencia está vacante. Su objetivo es lograr la formación de un “Gobierno de transición y elecciones libres”.

Antes, al menos nueve muertos dejaron las protestas y los disturbios en Venezuela previos a las manifestaciones oficialistas y opositoras de este miércoles, primer gran pulso en las calles desde las violentas marchas de hace un año contra el presidente Nicolás Maduro.

Un joven de 16 años falleció la noche del martes en la popular barriada de Catia, en el oeste de Caracas, en tanto que otras tres muertes ocurrieron durante saqueos en el estado Bolívar, fronterizo con Brasil, según informes de la policía y el Observatorio de Conflictividad Social (OVCS). Además, una estatua del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013) fue quemada en San Félix (Bolívar).

Maduro culminó el pasado 10 de enero la deriva del régimen con una investidura rechazada por las principales instancias de la comunidad internacional, de Washington a Bruselas, y la mayoría de los Gobiernos de la región. El sucesor de Hugo Chávez, que en mayo ganó unas elecciones celebradas sin la participación de la mayoría de las fuerzas opositoras, exhibió no obstante el apoyo de Rusia, China y Turquía. En América, Maduro conserva el respaldo expreso del presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, del régimen autoritario del nicaragüense Daniel Ortega y del Ejecutivo de Evo Morales, en Bolivia.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.